Un pastor cristiano realiza una curiosa propuesta a unas trabajadoras sexuales en Colombia
Internacionales, slide

Un pastor cristiano realiza una curiosa propuesta a unas trabajadoras sexuales en Colombia

El pastor cristiano puertorriqueño Javier Donate, especializado «en el arte de la comunicación creativa», desconcertó a unas trabajadoras sexuales en Bogotá (Colombia) debido a su inusual propuesta: hablar del amor de Jesucristo.

Mientras se dirigía en automóvil a un burdel, este religioso registró imágenes de la llamada ‘zona de tolerancia’ de la capital colombiana con mujeres apostadas en distintos lugares de la vía y explicó que los establecimientos de comercio carnal no son ilegales en Colombia, aunque ningún marco legal protege a quienes ejercen esa profesión.

«Contratamos a unas chicas»

En el video que grabó con cámara oculta y publicó en su muro de Facebook —un documento gráfico compartido más de 100.000 veces—, Donate y otro religioso ingresaron a una «casa de prostitución» y ‘contrataron’ a unas chicas por 10 dólares cada una.

«En lugar de tener sexo con ellas, les hablamos del amor de Jesucristo«, aseveró un hombre que tiene 53.000 seguidores en Facebook.

Javier Donate explicó que emplearon cámaras ocultas en bolígrafos y ‘gafas espía’. Al llegar, un varón recibió a la pareja e indicó que escogieran a un par de mujeres de un grupo de 15 «como si fueran mercancía para la venta», en lo que consideró «un atentado contra la dignidad humana».

Tras solicitar a Dios que les permitiera seleccionar a la «persona correcta, la que más necesitara escuchar el mensaje» que llevaban, acudió una joven de 22 años que, según la versión del pastor, creía que los dos clientes tendrían un encuentro sexual con ella.

Reacciones de las mujeres

En lugar de suceder eso, le obsequiaron con una flor y una Biblia en la que habían introducido una hoja con los datos de un centro de atención para mujeres en situación difícil, donde le darían comida y refugio y la ayudarían a conseguir un empleo. La muchacha, cuyo rostro está protegido, contó entre lágrimas que sufría maltratos de los hombres que la contrataban.

Una segunda trabajadora sexual que llegó a la habitación soltó una risa incrédula cuando uno de los pastores le dijo: «Vinimos para pedirte que hagas algo que usualmente no te piden». Esa fémina relató que era venezolana y profesaba la fe cristiana, pero ahora se encontraba en ese lugar: «La respuesta de esta joven nos dejó aturdidos», concluyó el pastor.

12 noviembre, 2018

About Author

Robert G. Arvelo


MULTIMEDIOS CREATIVOS
Acerca de nosotros

Tel : 809.756.6883
Email : voceroinformativo@gmail.com